domingo, 13 de julio de 2008

Ha Llegado el Verano

Unos apuntes.

Querid@s Amig@s, ha llegado el verano – para algunos un respiro largo y cálido, para otros un agobio sin fin. Para todos una sinfonía de luz, colores y perfumes. (Y perdonad, tod@s que ahora estáis pasando el invierno.)

Cada mañana temprano, a veces antes de que el sol ha salido, salgo a mi terraza y saludo a los seres elementales y a las jerarquías. Les doy gracias por todos los colores, perfumes, formas y texturas, por todo aquello que día a día nos regalan. Un regalo inmenso que nos dan sin esperar nada de nosotros. Un regalo incondicional. Darles las gracias realmente me parece lo más mínimo que podemos hacer los seres humanos para ellos.

¿Cuantas veces paramos para admirar las miles y miles de variedades que encontramos en la Creación? Toca, por ejemplo, la hoja dura, lisa, un tanto gruesa y simple de la adelfa. Cierra los ojos para poder sentirla mejor. Luego repita la operación con la hoja compuesta de una mimosa, o una hoja recién salida de una rosa, de la ipomea... Con todas las hojas que tienes a tu alcance. Fíjate en las diferencias. Es un ejercicio fascinante que no tiene fin. Lo puedes extender a los colores, perfumes y formas.

Hay tanto milagro para descubrir, para sentir asombro y gratitud. ¿Hay una relación en el espiral perfecto que vemos en el capullo de la ipomea y su forma de crecer? ¿Qué número domina en la rosa? ¿Hay más plantas que llevan el mismo número, y hay plantas que son regidas por otros números? ¡Fascinante!

Es posible que nos vemos atrapados en un aeropuerto, irritados porque nuestro vuelo se ha retrasado. ¿Que os parece de utilizar ese tiempo aparentemente perdido para estudiar los rostros de las personas? ¿Las infinitas diferencias en los gestos en una superficie tan pequeña? ¿Acaso no es un milagro?

Ayer por la mañana tomé café con una amiga muy especial. Si escuchas bien a la gente que tienes delante, siempre hay frases o palabras que te llegan directamente al corazón. Una de sus muchas valiosas palabras me inspiró para este newsletter. Una palabra como una flecha alada, una palabra que abre el universo. La palabra es perfecta. Gracias, amiga. Entre las muchas cosas que esta palabra despertó en mi, estaba el eco de una frase que dijo el ‘Ultimo Samurai’ en la película con el mismo título. ‘Todas las flores son perfectas.’

La cita de mis blogs de ayer fue algo que dijo Ralph Emerson: Si no llevamos la poesía y la belleza en nosotros mismos, es inútil que recorramos el mundo. En ningún sitio las encontraremos. Tenemos la ventaja, las PAS?

Os deseo un verano lleno de un sinfín de descubrimientos, asombro, gratitud y amor.