miércoles, 9 de abril de 2014

La Persona Altamente Sensible en la Cama

Hace unos días, en Facebook, alguien colgó un artículo con el título: La posición de una pareja al dormir puede revelar mucho sobre la relación. Curioso artículo y una perspectiva interesante que, no lo dudo, dice mucho sobre las parejas y su relación. Sin embargo, la cosa puede ser más complicada si uno de los dos es una persona altamente sensible. Vamos a ver qué pasa...

Como os he explicado más de una vez, el PAS tiene los sentidos muy desarrollados, o sea, percibe todo con mucha más intensidad que una persona con una sensibilidad, digamos, normal. Es un hecho que sus ojos registran un sinfín de detalles que la mayoría de personas no ven, pero también huele con más intensidad, escucha más y tiene un tacto muy sensible. Se dice que la alta sensibilidad es un don, y estoy de acuerdo: lo es. Tener mucha sensibilidad te permite disfrutar de las cosas en un nivel muy profundo, algo que aporta un enorme enriquecimiento anímico-emocional.

Estás vivencias intensas sin embargo, no solo suelen aportar alegrías. Una elevada sensibilidad puede traer problemas en el día a día, y bastante se suele hablar de ello. Entre los muchos momentos en que el PAS puede tanto disfrutar de su sensibilidad cómo verse afectado por ella, está el momento de compartir la cama con su pareja, sobre todo si la pareja no es PAS y no entiende ciertas reacciones de su querid@ PAS.

La gran mayoría de PAS dicen preferir dormir solos. Esto no lo digo yo, sino que fue el comentario predominante al responder al artículo citado. Lo confieso, no me extrañó nada; de hecho yo también pienso así, pero con el matiz de que mi pareja es PAS, no cuestiona mis rarezas y me siento bien durmiendo a su lado.

La preferencia de dormir a solas encuentra su explicación en el hecho de que nuestros sentidos siempre se encuentran en estado de alerta. Los que habéis leído el libro de Elaine Aron, seguramente os acordáis de la historia que cuenta sobre el incendio en su casa cuando era niña: cómo ella se percató del olor del humo, despertó a sus padres y logró salvar a su familia. Es un ejemplo extremo, pero sí explica algo sobre cómo dormimos los PAS. No solamente nos cuesta desconectar, sino que, incluso estando desconectados, seguimos percibiendo olores, ruidos, texturas

A muchos PAS les cuesta “soltar” el día, soltar las vivencias, soltar las preocupaciones. Esto para empezar. Si encima tenemos a nuestro lado a una persona que nos aporta información sensorial que en ese momento no precisamos, más nos va a costar dormirnos. Si digo “información sensorial”, en este caso en concreto pienso en cosas aparentemente tan inocuas o insignificantes como puede ser el contacto físico de otro cuerpo (su diferente temperatura, su peso, algún pelo que hace cosquillas…), el flujo de su aliento en nuestra cara o en la nuca, el ritmo de su respiración o algún sonido que es producido por la persona de al lado, como la misma respiración o su ronquido. Evidentemente molesta todavía más si la otra persona se mueve mucho durante el sueño. Y, escribiendo esto, me viene a la mente un novio que tuve, que tenía la costumbre de despertarse de madrugada, encender la luz y leerse un buen libro. Aunque le dijera que tanto la luz como el sonido al pasar las páginas me molestaban, él siempre me decía con mucho cariño: “Tu, tranquila, no pasa nada. Duerme. Solo quiero leer un rato”. Ahora, sabiendo de la alta sensibilidad y todo lo que conlleva, me río, pero en aquel momento me exasperaba el hecho de no sentirme comprendida.


El sexo
Ahora que estamos hablando de “La Cama” quiero aprovechar de decir unas palabras más sobre un tema importante del que no se suele hablar mucho entre los PAS. Es comprensible, porque es algo íntimo y, aparte de que los PAS suelen ser muy recelosos en cuanto a su intimidad, también es verdad que generalmente somos un poco vergonzosos.

Evidentemente somos muy diferentes y no hay reglas generales, pero sí hay ciertas “constantes” en cuanto a la experiencia de estos momentos tan íntimos como la vivencia del sexo. Claro, la enorme sensibilidad puede darnos experiencias extraordinarias como llegar a ver colores o llegar a escuchar la música más bella. Pues sí, para la mayoría de los PAS, hacer el amor es algo no solamente muy intenso, sino también muy profundo. Sin embargo, es un hecho que la extrema sensibilidad de nuestros sentidos también puede aportar momentos de malestar. Más de un cliente me ha contado cómo, en estado de excitación, su piel se hace tan sensible que el contacto de otro cuerpo, el simple roce, le produce una sensación de dolor. Si no sabes que esto es algo que te puede pasar como PAS, existe el triste riesgo de que te veas como una persona con graves problemas sexuales. Ahora, sabiéndolo, no solamente lo podrás explicar, sino incluso puedes decidir cambiar un poco el juego erótico, tomándolo con más calma y, por ejemplo, con pequeñas pausas.

Aparte de eso, conviene tener en cuenta el fenómeno de la saturación. Sabiendo que los sentidos del PAS captan miles de veces más información que los sentidos del no-PAS, comprenderás que puede pasar que la intensidad con que vives el juego amoroso te llegue a saturar y que te bloquees en el momento menos oportuno. Tranquil@, querid@ PAS, admito que puede ser muy frustrante tanto para ti como para tu pareja, pero de nuevo insisto en la necesidad de pensar en maneras de limitar el exceso de información que vayas recibiendo… seguro que se te ocurren modos de minimizar luces, sonidos, perfumes, estrés por tener poco tiempo, ya que es por ahí por donde van los tiros.

Si tu relación sufre problemas de este tipo y si tu pareja no es PAS, igual es una buena idea intentar explicar tus vivencias desde la perspectiva PAS. Evidentemente puedes enseñarle este artículo para mayor claridad, y si te queda alguna pregunta respecto al tema o si te interesan unas sesiones de coaching para trabajarlo, ya sabes donde encontrarme. 

La sensibilidad, lejos de limitarte, te puede proporcionar las alas que te permiten vivir tu vida plenamente. 
Si quieres saber todo sobre el rasgo para poder descubrir de que manera se manifiesta en tu ser, si buscas herramientas, ideas y consejos, te recomiendo mi último libro: Personas altamente sensibles.



19 comentarios:

Anónimo dijo...

Como dices, el sexo para un PAS es algo muy profundo y creo ke algo que puede estresar ademas de los olores,el tacto etc etc... es la falta de sensibilidad de la otra persona o que no lo viva tan intensamente como nosotros, lo que sinceramente, te acaba desilusionando. Sobretodo cuando la pareja es nueva.

Anónimo dijo...

A mi siempre me ha llamado la atencion el tema de los orgasmos multiples, mi pareja es PAS como yo y tardamos a llegar a ese climax. Tenemos muchos momentos de placer durante y luego hay veces q los orgasmos son tan fuertes, no solo a nivel fisico sino espiritual y mentalmente.. Tambien cuando uno esta ocupado durante la semanan me parece ya mucha estimulacion extra el hacer el amor
Gracias karina!

Marina Gras batlle dijo...

Bueno yo tengo que dormir con tapones, y desde hace mucho tiempo, ademas sufro de insomnio me cuesta mucho dormir ya que cualquier sonido me despierta, tambien respiraciones, ronquidos, y siempre me entero de cualquier cosa que pase a mi alrededor! despues de descubrir PAS estoy reflexionando sobre muchas cosas.

Anónimo dijo...

Yo me he llevado unos meses en los que no podia dormir sola, me asustaba y me subia la ansiedad (tengo 19 años y tenia que dormir con mi madre). Ahora ya eso lo superé y soy capaz de dormir sola, de hecho estoy descansando muy bien, porque acabo agotada (me duele todo el cuerpo), pero sigo pa alante con energía.
En el sexo desde pequeña he tenido problemas. Nunca he llegado al orgasmo, a veces el hecho de excitarme me produce muchisimo cansancio y saturación y tengo que parar, con mi pareja, cuando me roza o me toca, por muy suave y con delicadeza que lo haga, me suele doler y molestar. A veces consigo disfrutar, pero me cuesta mucho y paramos porque no puedo más. Mi pareja es PAS tambien, tengo la suerte que me entiende y me apoya en todo momento. Tendré que darme tiempo, y desbloquearme de tantisimas cosas, pero poco a poco, sigo optimista :)

Anónimo dijo...

Yo duermo sóla y necesito tapones...ademas duermo con la ventana muy cerrada no puedo ver la más minima luz. Me ha costado mucho dormir con mi pareja, antes no podía,observando todo y ahora la confianza, el tiempo y que él además no es muy roncador, ni se mueve mucho y me deja mi espacio (más mis tapones) hacen que pueda dormir muy bien con él :)

Anónimo dijo...

En temas de sexo...si...he pasado un largo periodo de timidez bloqueos en los que mi pareja ha tenido larga paciencia y ahora disfruto de grandes orgasmos y tambien multiples. Colores no veo pero la intensidad casi hace perder la consciencia y llenarte de libertad. Es la mayor forma de amor que puede experimentarse cuando amas a alguien

Maite dijo...

Como se decía por ahí, todos somos PAS y todos somos diferentes. Yo disfruto a tope del sexo, y con el tiempo y la edad - ahora tengo 51 - mi libido ha aumentado. Tengo una gran sensibilidad en toda mi piel. Mi marido es también bastante sensible, aunque no creo que sea PAS, pero le gusta que yo sea así, porque yo soy más activa que él. Para mí hacer el amor es "recargarme las pilas", porque muchas veces las vivencias del día a día me agobian tanto que la energía que empleo y que "suelto" al tener relaciones sexuales me hace reequilibrarme. Para mí es la mejor terapia. Mi marido me dice medio en broma que se siente "un hombre objeto", pero yo sé que le encanta sentirse así. Muchas veces se lo he pedido para animarme cuando me sentía hundida y abatida y siempre me hace sentirme mejor

Kristen Campos dijo...

Que gran verdad el primer comentario. Llegar a sentirte no querido incluso. La sensación de sentirse solo, vacío.

Anónimo dijo...

Recuerdo el comportamiento de mi exmarido que después de hacer el amor apasionadamente se volteara de espaldas a mi para dormir e inmediatamente empezar a roncar despreocupadamente. Esto me dolía mucho y platicandolo con el me decía que no lo hacía por maldad sino por el simple hecho de descansar y dormir. En cambio yo permanecía meditando y sintiendome algo cargada emosionalmente, como si absorviera todo lo que el traia dentro de si y hasta que procesaba muchas cosas mentalmente podia dormirme. Hoy vivo sola y descubriendome como PAS, reconozco que me cuesta mucho ir a la cama sin antes hacer una especie de rituales que me vayan dando la sensación de salud, seguridad y paz procurando un espacio decontrol en mi entorno que me de tranquilidad para lograr tener un sueño reparador y aun con eso suelo despertar por ciertos ruidos, olores o sensaciones varias veces por la noche. Definitivamente resulta dificil ser sensible.

Anónimo dijo...

Yo por el contrario no he tenido problemas con el sexo, lo disfruto muchisimo pero tambien lo siento a un nivel tan profundo que me cansa un poco incluso emosionalmente. Y lo mas raro es que cuando el orgasmo es muy intenso tiendo a llorar como si fuera una descarga muy grande de energia, como que es la forma en que mi cuerpo procesa ese sentimiento tan grande y poderoso. Es un poco vergonzoso cuando pasa con un chico que no te entiende. No se si le pase a los demas que comparten este rasgo.

Anónimo dijo...

Desde hace muchos años soy consciente de que tengo una sensibilidad diferente a la mayoría, pero hoy después de ver un documental en rtve.es he descubierto que tiene nombre y que hay más personas con esa característica... Y lo cierto es que me produce un gran alivio.

De pequeña me costaba mucho dormir, no podía haber ninguna luz ni ningún ruido. Pensaba que se trataba de algo educacional o de hábito, pero ya veo que no.

En cuanto al sexo para mí es una conexión con la otra persona, y no sólo física, va más allá. En alguna ocasión he tenido relaciones esporádicas y he descubierto que no me sientan bien, necesito mucho más que eso. Y sí, en muchas ocasiones acabo también llorando por la intensidad con la que llego a sentir... Ahora ya sé porqué.

Muchas gracias por el blog, es agradable la sensación de que hay más gente con una sensibilidad como la tuya.

Anónimo dijo...

Hace poco más de un año conseguí encontrar el nombre de lo que me pasaba y me siento realmente feliz de saber que hay más personas como yo.
Respecto a este tema en particular, tengo mis momentos. Me gusta dormir sola, pero cuando he tenido pareja necesito sentirla a mi lado.
Me tranquiliza poder escuchar los latidos de su corazón mientras estamos abrazados, en parte porque mi cabeza no para y eso es agotador, sobre todo cuando estás preocupada.
En el sexo, a lo largo de los años, he aprendido a conocerme a mí misma y siempre he deseado que haya una gran conexión con tu pareja, física como espiritual.
Es un poco difícil y eso hace que en ocasiones eso te frustre. Pero cuando ha sido así, ha sido increíble y son un cúmulo de sentimientos que hacen que a veces llegue a llorar. También necesito mi tiempo hasta que consigo normalizarme, porque suele ser muy intenso.
Lo que más echo de menos es el contacto de piel a piel, las caricias.. Eso me mata, porque aunque en un momento dado te puedas satisfacer, para nada es igual.

Luis Perez dijo...

Las personas que son PAS tambien pueden tener desarrollada la sensibilidad en la vida sexual de una forma positiva no negativa como experiencia personal.

Pueden tener por ejemplo el olfato más desarrollado y por lo tanto perciben el olor corporal, olor de los perfumes y distintos olores que pueden ser eróticos.

Tambien el tacto es más sensible y los detalles visuales también.

Anónimo dijo...

Hola, soy una chica, no sé si esto puede ser un síntoma PAS, en cualquier caso yo me lo tomo con humor y lo quiero compartir por si a alguien le pasa lo mismo.

Tal vez es por el desgaste de energía que supone tener sexo...pues durante el acto sexual se me cae el pelo de la cabeza. Dejo las sábanas llenas de cabellos (no supone en absoluto que me vaya a quedar calva, pero la cantidad que me cae no es normal).

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
JUAN FELIX GARCIA REYES dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Loboseries dijo...

Hola Maite, soy una mujer de 40, y en relación a lo mencionado con el sexo a mi también me pasa lo mismo. Me desfogo mucho haciéndolo y haciendo disfrutar, es como una renovación física y espiritual, también soy bastante activa y que la otra persona sea receptiva, como "hombre objeto", eso me libera de tal manera como para tener una renovación de pies a cabeza. Estoy totalmente de acuerdo contigo, y para ser pas tener sexo es gozar, como quién le encanta comer. :) saludos !

Anónimo dijo...

Sí, es tan intenso emocionalmente que, a veces, lloro. Pero es como una descarga por intensidad, no es tristeza ni nada parecido.

Leo L dijo...

Coincido en todo lo que decis....y siempre preferí dormir acompañado, es cierto que es mas entrada de informacion, pero cuando la pareja es plenamente compatible con uno, en cuanto a olores, tacto, etc. es un placer enorme disfrutar de esa compañia ....Es como elegir la ropa adecuada, los materiales adecuados, la luz adecuada, la musica adecuada.....Pues lo mismo pasa con la pareja...creo yo segun mi humilde opinión